lunes, 12 de agosto de 2013

El calendario de alimentación infantil

Una duda que se nos presenta cuando empezamos a ofrecer alimentos a los bebés es qué ofrecerles antes, qué después. Unos te dicen que primero la fruta, otros que la verdura, luego el pollo, ternera... Tienes el famooso calendario de alimentación infantil que te dan el la revisión de los seis meses (bueno, si tienes suerte, que a veces en la de los cuatro ya te la encasquetan... Incluso las más leaboradas vienen con los gramos de pollo, patata y demás que debes de ofrecer a tu bebé. Labor de chinos, y pérdida de tiempo, porque estos calendarios varían ya no entre comunidades o países, sino entre ambulatorios.

 Cuando leí el libro "Se me hace Bola" de Julio Basulto del que ya os hablé en este entrada, vi un par de tablas que quiero compartir con vosotros (El autor da su beneplácito a su difusión). Son muy claras en cuanto a los tiempos estimados en los que podemos ofrecer ciertos alimentos, y sobre todo nos ayudan a saber cuáles evitar.



Calendario “orientativo” de incorporación de alimentos
(No os lo toméis al pie de la letra, que no es una sagrada escritura)
Hasta el seto mes de vida
  • Darle sólo leche.
Es aconsejable no incorporar nada en la dieta del bebé salvo que:
-          Se siente, mantenga la cabeza erguida.
-          Coordine ojos, manos y boca para mirar al alimento, cogerlo y metérselo en la boca.
-          Pueda y quiera tragárselo sin problemas
Es raro que estos tres signos aparezcan antes del sexto mes.
A partir del sexto mes (poso más o menos)
Si el bebé cumple las tres características descritas en el apartado anterior, le ofreceremos poco a poco, alimentos típicos del menú familiar (saludable)
  • Evitaremos:
-          Loa alimentos sólidos con los que podría ahogarse (ej: cerezas enteras, zanahoria cruda…)
-          Los desnatados
-          Los zumos (no más de medio vaso al día como máximo)
-          Los lácteos (excepto la leche artificial en bebés no amamantados a demanda)
-          La sal y los alimentos salados (olivas, quesos, embutidos)
-          La miel
-          Las infusiones
-          Pez espada, tiburón, lucio, atún rojo o conservas de atún.
-          Carne de animales cazados con munición de plomo.
-          Las espinacas o acelgas (Si estas dos verduras se incluyen en pequeñas cantidades no hay problema)
A partir del año
Aplicar lo indicado en el apartado anterior, si bien ya podemos añadir una pizca de sal (yodada) a su comida, así como espinacas o acelgas (no más de un plato al día).
-          El bebé ya puede beber leche entera (la que suele comprarse en tetrabrik) u otros lácteos.
-          Si utiliza biberón, es mejor que empiece a sustituirlo por un vaso.





Alimento o grupo de alimentos
Aparición y duración aproximada en la dieta del bebé (Esto tampoco es un dogma de fe)
0-6 meses
6-12 meses
12-24 meses
24 meses
3 años o más
Leche materna
X
X
X
X
X
Leche artificial (En bebés que no toman leche materna
X
X



Cereales –Pan arroz, pasta etc.- (con o sin gluten, frutas, hortalizas, legumbres, huevos, frutos sexos chafados o molidos, carnes y pescado (excepto los detallados más abajo)

X
X
X
X
Leche entera y derivados lácteos (yogures, queso)


X
X
X
Un plato único de espinacas o acelgas


X
X
X
Cabeza de gambas, de langostinos, de cigalas o el cuerpo de crustáceos similares al cangrejo


X
X
X
Sólidos con los que pueda ahogarse (frutos secos enteros, palomitas de maíz, uvas enteras…)




X
Pez espada, tiburón, lucio, atún rojo o conservas de atún




X
Carne de animales cazados con munición de plomo (Desaconsejada en menores de 6 años)






Algunas anotaciónes que quiero haceros son:
* Respecto a los frutos secos enteros, la AEPED recomienda no darlos hasta los 5 años como mínimo, en esta web tenéis además otras recomendaciones de la AEPED al respecto y qué hacer en caso de atragantamiento. 
* En cuanto a las cabezas de gambas, langostinos y demás,  el autor indica que de forma habitual su consumo está desaconsejado a lo lago de toda la ingancia por la cantidad de cadmio que tienen.
* La carne de animales cazados con munición de plomo no debería consumirse por niños menores de 6 años, por no poder asegurar la eliminación por completo de restos de esta munición, siendo el plomo especialmente perjudicial en los niños. 
* Por último, respecto al gluten ya no se sigue la recomendación de incorporarlo a la dieta de los niños a partir de los 8 meses, sino a partir de los 6, pero su incorporacion sí debe de ir haciéndose de poco en poco. 


7 comentarios:

  1. Muy interesante todo lo que cuenta Julio, es un gran nutricionista y profesional.
    Un abrazo y gracias por compartirlo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es genial, y super claro, estoy encantada de haberlo descubierto :)

      Eliminar
  2. Julio Basulto se ha convertido en mi guía espiritual en lo que a alimentación se refiere. Se me hace bila habla de alimentación infantil pero también mucho de la de adultos y ha conseguido que esté cambiando muchos hábitos míos. Encontré este cuadro especialmente interesante, es sencillo y claro. En ese libro hasta los anexos son una gozada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy bien el libro, todos los padres deberían leerlo y mejoraría mucho la alimentación infantil, veo cada burrada en este tema en les parques, amigos con hijos y demás...

      Eliminar
  3. Muy interesante! No se si es cosa mia u otros tambien lo veis asi, pero a mi me llama la atencion la poca conciencia que existe en España sobre el tema de los niños pequeños y la sal, creo que se abusa muchisimo. Y cuando comento con amigas como las pautas de alimnentacion entre Austria, España y Holanda por ejemplo, varian mucho, y el orden tradicional de fruta primero, papilla de cereales, etc. que en España recomiendan muchos pediatras no es necesariamente el orden a seguir, ellas se sorprenden y no llegan a creerme mucho. Asi que interesantisima tabla, gracias por compartirla Silvia. Un besazo!

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante, me parece una tabla bastante lógica y me apunto el libro, que no me lo he leído y seguro que me viene bien, así que gracias!!

    ResponderEliminar
  5. Mi hija cumplirará pronto dos años, y desde hace un tiempo que le encantan las almendras y todos esos frutos desaconsejados, sobre todo las uvas, que las come desde el año, aunque siempre termina dejando la piel y las semillas, que se las quita ella misma.
    Supongo que varía con cada niño, porque nunca se ha atragantado. La verdad, es que la críamos conciente de eso, ya que siempre la hemos observado cuando hace cosas nuevas (subir o bajar escaleras, comer cosas pequeñas, llevarse objetos a la boca) en vez de correr a evitarlo, y así ella aprende y también nosotros sabemos cómo reacciona, estemos o no encima.

    Gracias por la tabla, entiendo que lo de los frutos es una convención práctica para evitar accidentes.

    ResponderEliminar